10 ago. 2017

Cómo preparar partidas de iniciación

Tarde o temprano tu misión como Director de juego o Máster, experto o en camino de serlo, será guiar a Jugadores y sus Personajes por sus primeras mazmorras, aventuras pulp o cualquier otra temática... Lo que viene siendo preparar una aventura para iniciar en los juegos de rol y enseñarles un poco cómo funciona esta afición. ¡Y si es posible que se queden!



A lo largo de las partidas que jugado he tenido muchas ocasiones en que había Jugadores (o grupos completos incluso) primerizos en mis partidas, y aunque puedo decir que por suerte ninguna me ha salido mal, sí he podido comprobar qué es lo que, a mi juicio, funciona mejor para el objetivo de este tipo de partidas: Divertir y mostrar un poco en qué consiste este hobby, que haya ganas de repetir. ¿Tienes que preparar una partida de iniciación? ¡Ahí va una pequeña guía!


¿Qué buscamos en una partida de iniciación?

Por partidas de iniciación en este hobby pueden entenderse al menos dos cosas: Las que tienen como objetivo introducir en un juego concreto y las que buscan dar a conocer la afición en general. En este caso vamos a focalizar el segundo tipo, es decir, que DJ, Jugadores o ambos sean nuevos en los juegos de rol. Partimos de experiencia cero.

A partir de aquí tenemos dos objetivos principales:

  • El primero, mostrar a DJ, Jugadores o ambos la metodología del hobby: Es decir, mostrar cómo funciona a nivel general un juego de rol. Para ello vamos a tomar los elementos clásicos establecidos por D&D (Como juegos con DJ, dados, Hojas de Personaje, etc...) para así hacer estas indicaciones compatibles con la mayor cantidad de juegos posibles.
  • El segundo y esencial: Divertir. Los juegos de rol son en esencia juegos y por tanto buscamos una partida interesante, divertida y que sea capaz de ser disfrutada por diferentes tipos de Jugadores. Aunque una partida introductoria busca que los asistentes se interesen, es prioridad absoluta que pasen un buen rato y de hecho en todos los casos en que deseen repetir será por esto último, no lo olvides.





Trazando la ruta hacia la primera partida

Si eres el DJ... Tá' tocao, que decimos en mi tierra. En este caso tienes un poco más de trabajo. Comienza por preguntar a tus Jugadores, si es posible, que temática desean en la partida. En caso de que no puedas hacerlo, por ejemplo porque no conozcas a los asistentes hasta el momento de jugar, mi recomendación es que uses fantasía medieval o ambientaciones que puedan ser desenfadadas y relajadas. Quizá aprovechando el tirón de una serie o película reciente o buscar un perfil del asistente a dicho tipo de eventos. Por ejemplo si hablamos de aficionados a la literatura en rango de edad juvenil quizá ambientarla en el universo de Harry Potter te suponga un éxito absoluto.

Con eso en mente ya puedes elegir qué juego llevar y comenzar a leerlo para comprender sus conceptos básicos, ya que como DJ necesitarás un buen conocimiento de las reglas para no perder tiempo buscándolas. Mi recomendación es que sean juegos gratuitos y ligeros, fáciles de comprender y que puedan ser explicados y asimilados rápidamente, ya que no en todas las ocasiones disponemos de mucho tiempo y el hecho de ser gratuitos hace que estén al alcance de cualquiera de los asistentes. SD6, Guerrero, Pícaro y Mago o Goblins y Grutas son ideales para iniciarse tanto como Jugador como en el papel de DJ, y en este último caso no tendrás dificultad en adaptarlo a la temática elegida.

RISUS puede ser también buena opción si se te da bien el inglés, y si el juego que has elegido no las contiene aquí tienes algunas nociones básicas sobre cómo dirigir partidas.

¡Creemos una aventura! Una vez elijas el juego y la temática, puedes crear una aventura desde cero o elegir una existente y modificarla. Lo ideal es que seas capaz de terminarla en una única sesión dentro del tiempo disponible. En este aspecto mi consejo es que te ciñas a estructuras clásicas y sencillas y vayas añadiendo alguna cosa durante la partida. Esquemas sencillos de presentación, conflicto y desenlace con villano incluido suelen funcionar muy bien. Anota todo lo necesario o haz una estructura simple de cómo podría transcurrir todo, pero recuerda NO obligar a los Jugadores a que sigan al pie de la letra tu aventura. Estas notas son un esquema básico, una idea, no algo escrito en piedra. Si tienes que improvisar con éxito, aquí tienes algunos consejos.




Los Personajes puedes crearlos tú mismo y repartirlos a los Jugadores (O dejar que ellos elijan) u optar por dejar que ellos los hagan a medida. Como hemos elegido juegos sencillos no consumirás mucho tiempo en éste último caso, pero lo ideal es que lleves alguno de casa, ya sea como ejemplo, para repartirlo a quién se quede sin inspiración o para que tú mismo comprendas cómo funciona el juego. Además, es probable que necesites crear Personajes secundarios (o PNJ, Personajes No Jugadores, como se conocen) y esas fichas pueden serte de utilidad. Si necesitas crear PNJs rápidamente durante la partida, existen métodos rápidos, pero lo ideal es llevarlos preparados.

¡Lleva las Hojas de Personaje ya impresas para evitar sorpresas y no te dejes en casa el manual! Y ahora coge tus dados y vamos a por ello.


Justo antes de la partida

Lo ideal como DJ sería comenzar preguntando un poco qué sabemos de los juegos de rol, si alguien tiene experiencia, para pasar posteriormente a explicar qué es un juego de rol y que usaréis para jugar, como las Hojas de Personaje, los dados, miniaturas, tableros u otros elementos para entonces ir pasando al funcionamiento básico: Qué hacen los Jugadores, de qué se componen los Personajes, para qué son las tiradas y que resultados pueden darse, además de dejar claro el reparto de autoridad narrativa (Por ejemplo que los Jugadores manejan y narran únicamente lo que hace su Personaje y el DJ todo lo demás).

Tanto si eres Máster como Jugador, plantea o resuelve todas las dudas posibles en este momento y en caso de que no pueda ser así, recuerda...


En partida

¡La diversión prima sobre las reglas! Una vez dentro de la partida trata de evitar la búsqueda de dudas en el manual, y da a cada jugador un espacio en el que pueda lucirse.

Emplead las formas narrativas sustituyendo los simples "Tiro por Explorar" por narraciones como "Mueves levemente la hojarasca del suelo y encuentras..." en caso de que tengas el papel de DJ, o viceversa si eres Jugador: Narra para luego decir en qué acción apoyas dicha narración, eso ayudará al DJ con poca experiencia. Un buen ejemplo de esto sería "Trato de localizar algún ladrillo que se mueva, palpando la pared. Tiro por Explorar". Preguntad por cómo hacen las cosas cada cual buscando la narración y así poder relatar acciones más detalles y coherentes.





Si diriges la partida, recuerda que no necesitas hacer el juego difícil, simplemente mostrar cómo funciona y plantear algún reto que sea posible que puedan vencer, y que en cualquiera de los casos de un buen final a la trama. En caso de que ocupes el papel de Jugador, recuerda mantenerte abierto a las propuestas y prestar atención a la partida. Interactúa sin miedo con tus compañeros de grupo.


Tras la partida

Lo ideal es dejar un pequeño espacio de tiempo desde que termine la partida al final del tiempo asignado para ella, cinco minutos serán suficientes, para comentar la misma con los Jugadores. Pregúntales qué es lo que más les ha gustado del juego, hablad de por dónde podrían haber ido las cosas, de los momentos de la narración que más os han gustado... ¡Recordad lo positivo de la sesión!

Si como DJ te decantaste por crear tu propia aventura y te planteas usar la misma trama o juego para iniciar en otra ocasión, haz balance de todo ello y retoca la experiencia para la siguiente ocasión.



"...And experience it as a place to visit and play with reality, 
you are becoming aware of yourself as a gamemaster."

Lost tribes - Gamemaster 


Ahora sal e inicia tu camino como rolero.